Moda, Puertas de Interior

La moda es todo de color blanco

El blanco es uno de los colores más sencillos de usar en el diseño de interiores. Sin embargo, debes saber que también puedes crear un ambiente realmente aburrido en tus habitaciones si no lo utiliza correctamente.

Como sabes, el blanco es probablemente la mejor opción para resaltar tu hogar. Reflejará la luz del sol, es una buena manera de iluminar una habitación oscura.

Además, el blanco te ofrece la posibilidad de cambiar la decoración de su hogar las veces que quieras. De hecho, este color encaja con todo tipo de tendencias. ¿Quieres un look industrial en tu salón? Simplemente retira tu mesa color madera  y agrega una vintage de color metal negro. ¿Quieres algo más verde? Elige algunas fundas de cojines verdes y cuelga algunos marcos verdes en tus paredes blancas.

Sea cual sea el estilo de diseño interior blanco que elija, asegúrate de que sea una excelente opción, usando puertas de interior blancas.

¿Crees que el blanco y el cálido no son realmente compatibles? ¡Cambiemos de opinión sobre eso! Los espacios blancos pueden mostrar perfectamente un espacio cálido y acogedor.

Puedes diseñar tu hogar e color blanco con una habitación con paredes blancas, suelos de madera y accesorios para el hogar con acentos naturales. Esta es probablemente la clave para hacer que tu salón blanco sea más cálido: use canastas de mimbre  y pantallas. Los accesorios para el hogar son una muy buena opción para dar ese aspecto cálido a tu hogar que quieres.

Si quieres una casa totalmente blanca puedes usar un suelo de laminado blanco, que quedarán con armonía con las puertas blancas. Es una buena manera de dar más la luz en la habitación. Pero para una sensación más acogedora, es necesario agregar algún detalle. Una alfombra es perfecta para eso. Elija uno con un color natural o tierra para que la decoración del salón sea más cálida y profunda.

Finalmente, si no quieres algo demasiado aburrido, solo agrega algunos toques de colores en la decoración de tu sala de estar. Es realmente sencillo y puedes cambiar la paleta de colores tantas veces como quieras. Viene el invierno ? Ponga algunas notas rojas y verdes en su sofá o en sus paredes blancas. Durante el verano, use colores beige o pastel para refrescar su habitación.